Cuando hablamos de redes sociales en el marco de la comunicación cultural es necesario hablar, no solo de una buena estrategia online, sino también de una buena selección de herramientas “sociales” que nos ayuden en la planificación, programación y gestión de dicha estrategia. Este tipo de aplicaciones o programas facilitarán nuestro trabajo diario, optimizando nuestros recursos y potenciando nuestros resultados.

El social media especializado en gestión cultural, como cualquier ámbito de la comunicación online, debe valerse de herramientas dirigidas a atraer, conectar y convertir, con las que estructurar e implementar su trabajo en redes sociales.

En este primer artículo sobre herramientas sociales orientadas a la gestión cultural hablaremos sobre un concepto tan básico para un responsable de redes sociales, o community manager,  como es el de la programación.

En este sentido, algunas de las herramientas más básicas y prácticas para un responsable de redes sociales especializado en gestión cultural serían: Hootsuite y Onlypult.

Herramientas para la gestión cultural: 1. Hootsuite
Es, con total seguridad, una de las aplicaciones más usadas y reconocidas en social media. Con una programación y funcionamiento muy fluido, intuitivo y, sobretodo, estable, es uno de los recursos más destacados cuando hablamos de programación en redes sociales, también en el ámbito de la gestión cultural. Al ser online y multiplataforma (Windows / Mac) se convierte en el aliado perfecto para trabajar desde cualquier dispositivo y lugar.

Nos permite acceder, organizar y programar nuestras redes sociales (con algunas limitaciones como veremos después) desde un único lugar, evitando engorrosos procesos de pantallas abiertas o pérdidas de información.

Hootsuite nos permite publicar y programar publicaciones, indexar y acortar links, realizar labores de monitorización, adjuntar imágenes o vídeos, responder o conversar con otros usuarios en redes, analizar uso de enlaces, generar informes, realizar programaciones en bloque y un largo etcétera de posibilidades.

Además, gracias a sus funcionalidades nos permite identificar tendencias de una forma sencilla y evaluar el éxito de nuestras publicaciones para decidir sobre la marcha, modificaciones en nuestras estrategias social media orientadas a la gestión cultural.

Otro de los aspectos más interesantes cuando hablamos de Hootsuite es su gran comunidad y de la valiosa información y documentación que ésta pone a disposición de cualquier usuario. Cuentan con cursos, talleres, blog, realizan webinars, cuidan su presencia en redes sociales con respuestas rápidas y, muy importante, cuentan con servicio en diferentes idiomas, entre los que está el castellano.

Disponen de diversos tipos de planes, en función de las necesidades de tu empresa o agencia. Desde una versión gratuita -con limitaciones de uso-, otra Professional dirigida a pymes y emprendedores y una denominada Team -dirigida a grandes cuentas en las que es importante el flujo de la información y trabajar con diferentes miembros-.

¿Quieres saber por donde empezar? ¡No te pierdas entonces su completa página de formación!

Herramientas para la gestión cultural: 2. Onlypult
Esta herramienta podríamos denominarla como un parche para Hootsuite, ¿la razón? Realiza su misma labor allí donde Hootsuite no llega: Instagram.

Facebook -dueña de la red de fotografía- no permite acceso a terceros a su aplicación con la finalidad de programar, pero como en todo, siempre hay métodos con los que podemos conseguirlo, solo es cuestión de buscar: en este caso Onlypult si que realiza esta labor -existen otros como Schedugr.am-.

Esta plataforma, que crece e incluye funcionalidades con cada vez mayor frecuencia, nos permite subir nuestras fotografías y vídeos, programarlas, incluir texto, hashtags, localización, mencionar, aplicar filtros -diferentes a los que ofrece Instagram- subir series de varias fotografías, cargar en bloque varias imágenes para programación automática y, desde hace poco tiempo, subir y programar stories -cada vez más populares y con incluso mayor alcance que las publicaciones estándar. ¡Una herramienta imprescindible cuando se trata de programar y publicar en Instagram en el ámbito de la gestión cultural!

Es muy intuitiva, rápida y no suele dar problemas de funcionamiento -salvo raras excepciones-. Además dispone de analíticas para medir los resultados y el engagement de nuestro perfil y publicaciones.

Como ocurre con Hootsuite se trata de una herramienta online por lo que podremos usarla casi desde cualquier dispositivo -aún deben mejorar su usabilidad desde smartphone- y lugar.

Cuentan con diversos planes a la medida de nuestras necesidades, a partir de los 15 USD mensuales. Asimismo, también disponen de pequeños tutoriales -en inglés pero intuitivos y con imágenes- para conocer a fondo todas y cada una de sus posibilidades.