Uno de los trabajos diarios de un buen social media consiste en realizar una correcta labor de curetaje o selección de contenidos relevantes.

Muchas personas creen que comunicar en redes sociales consiste en construir una especie de escaparate corporativo entorno a una marca u organización, en la que solo tengan cabida contenidos promocionales o meramente demandantes que construyan y den visibilidad a la imagen de marca. Nada más alejado de la realidad. Si queremos fidelizar a nuestra audiencia deberemos ofrecerles, además, contenidos interesantes, útiles o relacionados con nuestro sector, más aún cuando hablamos de redes sociales dirigidas al sector cultural.

La importancia del equilibrio

Como todo en la vida, el equilibro es prioritario cuando hablamos de una estrategia en redes sociales. Debe existir proporcionalidad entre contenidos promocionales (publicidad convencional de la organización y que nunca debería superar el 20% del total de publicaciones), los contenidos generados por nuestra empresa -no publicitarios-, que ofrecen un punto de vista o hablan sobre cuestiones relacionadas con el sector, y los contenidos externos, ajenos a nuestra empresa y que aportan un valor añadido que complementa una buena estrategia y ayuda a fidelizar a nuestra audiencia.

¿Qué tipo de contenidos debemos compartir? Diferenciación y fiabilidad

Debemos ser precisos y muy exhaustivos a la hora de escoger contenidos externos para publicar en nombre de nuestra organización. La razón principal es obvia: si compartimos un enlace es porque estamos de acuerdo con el contenido del mismo.

Son incontables las crisis de reputación que han tenido lugar por descuidos o falta de dedicación a la hora de “curar” o revisar un enlace, ya sea por una información errónea, porque no leer el artículo completo y que este incluyese quizás publicidad de la competencia, etc.

La originalidad es también clave a la hora de seleccionar este tipo de contenidos. Uno de los males más extendidos en social media es la “centralización de contenidos”. Existe poca dedicación a la selección de fuentes -puede ser tentador intentar ahorrar tiempo republicando lo que hacen otros-, por lo que al final, en un mismo sector, suele haber demasiadas coincidencias entres los enlaces que unos y otros publican. La importancia de la originalidad, como en el mundo real, nos hace genuinos, nos diferencia, nos hace más atractivos para la audiencia y nos da valor frente a la competencia.

La credibilidad como seña de identidad

Quizás el elemento más importante de una buena labor de curetaje consiste en realizar una buena selección de fuentes fiables, veraces y con alto valor añadido. Buscarlas lleva tiempo, por supuesto, pero una vez que las tenemos, sus beneficios superan con creces a la inversión inicial de tiempo. En este sentido podemos valernos de diversas herramientas que nos facilitan la vida y simplifican la tarea. Aplicaciones o gestores de información que hacen cribas por nosotros, nos muestran tendencias o nos brindan inspiración para generar nuestro propio contenido original. Estas son algunas de las herramientas que no deben faltar cuando querer “curar” o seleccionar contenidos en redes sociales, perfectas también para el ámbito de la gestión cultural:

  • Feedly: Perfecta para lograr una buena curación de contenidos entre aquellas fuentes que ya conocemos pero que, por falta de tiempo, no podemos ver a diario (guarda aquello que nos interesa para leer en otro momento). Nos permite establecer todo tipo de categorías entra las que después buscar, ordenar o flitrar aquello que haya sido publicado. 

  • Pocket: Un buen agrupador de contenidos que funciona a la perfección, es multi-dispositivo y está disponible para todo tipo de navegadores. Con ella podremos guardar y clasificar todo aquello que nos interese para recuperar más tarde. Un imprescindible para el día a día.

  • Buzzsumo: Imprescindible para lograr una buena curación de contenidos. Una especie de buscador que nos ofrece un listado de contenidos más compartidos en base a un término, sector o url. Además permite segmentar los resultados por lenguaje o territorio, la tipología de contenidos (vídeo, artículo, imágenes, infografías…), o conocer a los influencers que han compartido dicho contenido. Lo dicho, ¡un 10!

  • Reddit: La versión global de Forocoches España. Un gran cajón desastre con millones y millones de seguidores votando de forma constante por aquellos contenidos que comparten y consumen. Una muy buena forma de pulsar las tendencias y, sobretodo, las novedades, de cualquier temática o sector. Está en inglés pero es totalmente imprescindible.: La versión global de Forocoches España. Un gran cajón desastre con millones y millones de seguidores votando de forma constante por aquellos contenidos que comparten y consumen. Una muy buena forma de pulsar las tendencias y, sobretodo, las novedades, de cualquier temática o sector. Está en inglés pero es totalmente imprescindible.

  • Evernote: Es mucho más que una aplicación de notas aunque su base es precisamente esa. Esta aplicación dirigida a mejorar nuestra organización nos permite apuntar, copiar, adjuntar, resaltar y organizar todo tipo de información general. Podemos compartirla, acceder a ella, actualizarla desde diversos dispositivos y gestionarla con otros usuarios. Una herramienta que no puede faltar en nuestro trabajo de organización de contenidos.