Uno de los principales problemas a los que se suelen enfrentar las pequeñas y medianas empresas que quieren contar con los beneficios que proporcionan las redes sociales es que no saben por donde empezar.

Se lanzan a “la piscina”, sin saber exactamente qué tienen, qué buscan y cómo van a conseguirlo y comienzan a publicar de forma aleatoria, sin un análisis básico, consiguiendo resultados pobres que acaban frustrando sus aspiraciones (y que en no pocos casos provocan el abandono de la labor perjudicando aún más la imagen de la empresa).

De la misma forma que, para construir un buen edificio es necesario fijar unos buenos cimientos, antes de tener unas redes sociales optimizadas que proporcionen un buen retorno será necesario proyectar una estrategia acorde a las necesidades de la empresa.

Definir cuestiones como la filosofía de la empresa así como sus motivaciones, intereses y objetivos, son claves -más aún en el caso de las pequeñas y medianas empresas- a la hora de marcar una estrategia efectiva.

Por ello, se hace imprescindible disponer de un análisis pormenorizado del punto de partida (SEO, SEM, presencia en redes previa -si la hubiera-, reputación online, competidores, situación del sector, etc.- y de los recursos dedicados a comunicación y marketing digital.

Una vez que contamos con toda esta información debemos proyectar una estrategia inicial, única y personalizada -huye de las estrategias generales, plantillas y modelos; ningún negocio tiene las mismas necesidades que otro- que tenga en cuenta todas las cuestiones anteriormente mencionadas y unos objetivos claros, objetivos y realistas.

Deberás saber con qué tipología de contenido cuentas, en que puedes diferenciarte, cual es tu ventaja competitiva -que puedes aportar de valor que no se haya dicho ya-, con qué recursos cuentas, cuales puedes crear desde cero y qué presupuesto (económico y de tiempo) puedes dedicar.

Con toda esa información obtendrás un plan social media base a partir del cual podrás empezar a operar y construir posibles futuras estrategias, siempre en base a resultados y analíticas. que optimicen recursos y maximicen objetivos.